Poesía erótica y de amor desesperado

lunes, 17 de julio de 2017

Porque no tengo tus labios




La noche es una línea recta hacia la nada, porque no tengo tus labios y el mundo late en mi garganta con la verdad hiriente, desenfundada. No puedo contar estrellas, se me agotaron los números recordando caricias multiplicadas. 

¿Y si volviera tu beso subido en cualquier nube y yo trepara por el mar hasta alcanzar tu aliento y lo posara en mis hombros y después bajara por mi espalda como un imán que remueve un grito de paz en mi alma?

Otra noche más pensando en tus ojos, en galaxias paralelas, en tus manos y mis alas soñando con nuevas razas. Sí, te quiero. Y voy a morir en esta ausencia que no acaba. Hasta la música se hace silencio. No quedan rosas voladoras para reducir la distancia. Viviré con la lágrima en la lengua, sabiendo que existes en el movimiento de otra cama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario