Ir al contenido principal

Cuando te vas, florecen


Cuando te vas, florecen
los ángulos del aire,
se ondula la vida para
acercarnos.

Entre tú y yo, todo es jardín
impregnando la distancia.
Juegan círculos de luz a alterar
el espacio. Dentro de mí
se mueve el mundo, fuera de mí
se agranda el mar.

El desconsuelo de mis labios
me gira hacia tu cuerpo, voy
un paso por detrás de tu aliento,
suspirando.

Si vuelve el beso, se detendrá el
mundo, se empequeñecerá el
mar. Compartiremos la reducción
de cada gota en un único paladar.

Exclamarán los sentidos en la
entrega. No habrá un segundo
en que deje de amarte.

Si te vas, llévate mi huella
dactilar grabada en tu sexo,
así mis dedos no sentirán
tanta soledad.

© Laura Villanueva Guerrero
Arte: Monet

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ahora que nos hemos amado

Ahora que nos hemos
amado tanto, vuelve,
comienza, redistribuye
la riqueza en mi cuerpo,
que nada detenga
el fluir de los sentidos.
Y luego, susurra el
significado de mi
nombre entre las
ingles rendidas,
abárcame.
Cultiva el lenguaje
de lo eterno. Nada
pasa. Todo queda
en el sedimento
de la piel: la rabia
de tu saliva,
el inconfundible olor
a domingo.

© Laura Villanueva Guerrero
Obra: Amy Judd

Se entretiene el viento

Se entretiene el viento con mis sentidos y pienso en ti para acabar con los designios de la ausencia.

© Laura Villanueva Guerrero