LA ISLA DE LAS CEREZAS

Poesía erótica y de amor desesperado

domingo, 21 de octubre de 2018

Ábreme


Ábreme y apura el contenido.
Llévate lo superfluo, déjame
invadida por tu dulzura orgánica.

© Laura Villanueva Guerrero
Arte: Vladimir Kush





Perfeccióname


Perfeccióname con el sonido de tu voz, te daré mi mañana de pájaros, un comienzo, el despertar.

© Laura Villanueva Guerrero

El rastro de tu ternura


Sigo el rastro de tu ternura
en mi proceso de recuperación
de la forma. En tu beso hallo
el primer átomo y vuelo desde los dedos
para asumir la dimensión del espacio.

¿Qué luz me falta cuando abro los ojos
y te sueño a escondidas? Mi boca te perteneció
antes de la herida y ahora que soy silencio
físico obligada por el miedo, me hundo
en la simbología de lo que fuimos: animal
de dos corazones. Siempre nos sobraron latidos.

© Laura Villanueva Guerrero
Arte: Dario Puggioni

sábado, 20 de octubre de 2018

Libertad


Te busco en el hueco
de mis manos, ya eres música
de mi carne, libertad absoluta.

© Laura Villanueva Guerrero

En mi lujuria


Tu boca
en mi lujuria,
rodeándome
en círculos
como si el tacto
entendiera
de geometría
y frecuencia.
Insistes, no hay
vuelta atrás,
has dejado en mi
espalda la semilla,
el cielo crece
a partir del fruto,
todo el oxígeno
va a parar
a mi ombligo
y salto en la sensación
de sueño. Quiero caer
hacia arriba.

© Laura Villanueva Guerrero

Nostalgia del origen


Se cierne sobre nosotros
la nostalgia del origen
ahora que nos alimentamos
de saliva de flor
y la sangre nos sabe
a vuelo limpio. Toma
mi voz y confírmame
como lugar al que volver
despacio, sin las prisas
del hallazgo, sólo piel
que añora estar desnuda.

© Laura Villanueva Guerrero

Voz azul


En todo silencio
resurge una voz azul
y el sueño de tenerte
queda protegido
por la realidad.

© Laura Villanueva Guerrero