LA ISLA DE LAS CEREZAS

Poesía erótica y de amor desesperado

jueves, 19 de octubre de 2017

Certeza expresa




No conozco mayor descanso
que tu cabeza apoyada en mi vientre, 
casi oyéndonos los sueños
y tu certeza expresa 
de seguir trasnochando 
para adiestrar la voluntad
de mi cuerpo.

Algún día



Algún día caeré en tu espacio,
me harás de algodón,
no tendré nostalgia
de mi era de cristal,
me besarás,
el mar no podrá negar la unión,
volaré debajo del agua
con las gotas de tu hambre
metiéndose en mi ombligo.

Algún día
serás mi águila culebrera.
Combatiremos
hasta perder del todo
nuestra esencia humana.

Hazlo tú



Se me irradia el deseo
como un viaje desbocado,
no controlo tu nombre
por todo mi cuerpo
pidiendo alterar el orden.
Hazlo tú,
ordéname los sentidos
con la boca.
Lleva el olfato a mis muslos
y la vista, a mi espalda.
El movimiento sabrá hacer el resto.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Llamada perdida


Fuí a la peluquería
a ponerme el pelo rojo
a juego con el volumen de mis labios;
ni muy largo ni muy corto,
- como a ti te gusta -
para que los lunares de mis hombros
estén a un solo paso de tu lengua.

Llegué a casa
y ví una llamada perdida.
Enseguida reconocí tu prefijo:
959.
(Casi un millar de cosas por hacer
que nunca hicimos).

No devolví la llamada.
Es más fácil la vida
si sigues estando en todos mis sueños.

Gnóthi seautón




Sube a vendimiar conmigo las rosas de la noche,
nos cubrirá la fragancia ajardinada de la luz.
Será como llevar un espejo al final del cielo
y reflejar el horizonte delante de tus labios,
pronunciar la plegaria de la espera
y sucumbir a la presión del beso.

<Todo llega, incluso tu boca.
Y la red de caricias
que reduce la expansión del vacío.>

Apuntala la vida alrededor de mi cintura
con la arquitectura piramidal del fuego.
Profundiza.
Conócete a ti mismo, dentro de mí.

lunes, 16 de octubre de 2017

Imaginas



Imaginas otra batalla floral en mis caderas, arrimando tus posesiones carnales a mis ojos. Me susurras en la palma de la mano: "más vale lo perverso conocido... Ahora vuelve a la cama." Tu aliento me recorre los dedos y me impulsa hacia la madurez del movimiento. Llego a tientas a tus labios. Si te beso despacio, ¿prometes no olvidarme? Estoy cuadrando el agua con el fuego en este mundo cambiante. Toma esta gota que arde debajo de mis pechos.  Y cuéntame qué sientes cuando mi piel se tensa y respiro elevada por encima de nuestros cuerpos. Descubre el final de mi columna y vierte la promesa que necesito. He de creerte palpando la herida reciente del deseo. Mañana vendré a buscarte. Aún no sé la hora. "No importa, mi boca te espera sentada en el porche, mirando desaparecer las estrellas una a una." 

domingo, 15 de octubre de 2017

Incompleta


Como una ola que no sabe romper del todo;
así me siento, cuando me abandonas
al llegar la madrugada.